viernes, 23 de enero de 2009

VOLVER A CATAMARCA


Ríos, valles y quebradas/ changos que no veo / me zumban los oídos /que tristeza que tengo.

Ya va a llegar la hora/ de encontrarte de nuevo/ un grito se va a escuchar/ en la casa del greco.

Larga la espera sera/ muchas lunas irán a pasar/ zambas que no he de escuchar/ chacareras no he de bailar.

De una cosa esta segura/ no soy fácil de olvidar/ por sumalao voy a entrar/ en algún rancho me voy a instalar.

Tu tonada quiero escuchar/ tu vino quiero probar/ no te hagas la distraida/ mandáme a buscar.

1 comentario:

  1. ... mandaste que te buscara y he cruzado el océano... ¿Ahora qué hacemos?

    ResponderEliminar

Seguidores