sábado, 7 de febrero de 2009

CON TONADA (recuerdos de catamarca)


La memoria no tropieza con estos hermosos recuerdos. Al contrario, la brisa de los jacaranda, reaviva las llamas, que nunca fueron cenizas.

CON TONADA ( un pedacito de tanto que hay en mi corazón)

Cuando tuve la dicha de vivir en Catamarca, hace mucho, mucho tiempo....

Me alojaba en una casona muy típica de la época colonial, en Piedra Blanca, sobre la Callecita, como a 15 minutos de San Fernando del Valle de Catamarca, ciudad capital de dicha pcia.
Casa norteña, del 1780, anchas paredes, techos muy altos, asentada en barro, típico zaguán (lleno de historia de amor supongo) patios internos cubiertos de flores, galerías internas con anchas columnas, cocina al aire libre, baño al fondo, plantas de moras, higueras, y las bien cuidadas parras...
En mi memoria tengo muy presente, las mañanas, cuando amanecía en mi despertar.
Los jazmines alegraban mi espíritu y esa sensaciones que se sienten cuando uno llega a ese patio recién baldeado, fresco, luminoso, con ese sol...que te invita a la sombra y esa duda que te invade que esta entre tomar algo fresco o aceptar el mate tibio de las manos chiquitas y arrugaditas de Luisa. Con esa sonrisa tímida y picara a la vez y con su mirada escondida, me ofrecía un mate y me saludaba... !!! buen día goito !!! y ahí no mas venia la pregunta... se ha acostado tarde anoche ? Dando un beso de buenos días, a esta mujer que me ha cuidado en mi estadía, le contestaba... noo... Luisa... se ha sido temprano. He estado con los changos meta charla hasta que me ha agarrado sueño, y ahí me he ido a soñar un rato. Por lo que se ve, tiene bastante con quien soñar goito!!!me retrucaba Luisa...
No es para tanto Luisa, lo que pasa que les llama la atención, que un porteño, medio flaco, en soledad y tristón, ande tan solo... Triste ? Solo ? no me haga reír Goito... que recién arranca la mañana y esta por hacer mucho calor.Con un paso cortito salia del patio, con una carcajada finita , cortita y suave, cruzaba la callecita y se iba para su casa que estaba frente a la mía.
Todas la mañanas con Luisa tenia este tipo de diálogos, que realmente eran risueños y en general llenos de picardía. Si uno pudiese recordar algunos mas, de seguro podría escribir y contar anecdotas por demás divertidas.
Siempre Luisa preguntaba cosas sabiendo, ya que todas las noches cerca de las doce de la noche salia a matar hormigas , según decía ella, pero solo era para enterarce de la vida nocturna del barrio. Ella contaba en esa época con 71 años y falleció hace 7 años con 97 abriles muy bien llevados.
Fue una muy buena compañera de ruta en mi estadía en Piedra Blanca, una persona maravillosa, que supo cuidarme en demasía.
Dos cosas tengo muy claras de ella, sus consejos, ya que me decía siempre !!! tenga cuidado goito !!! y sus famosas y buenaventuras empanadas Catamarqueñas que Luisa me hacia muy seguido, para menguar mis soledades...
Eran una delicia de sabrosas, carne cortadas a cuchillo y papas, chiquitas y fritas, imposible decir... Bueno... la ultima!!!
Además de saciar el apetito a uno, le preparaban el paladar para querer algunas mas y es como que los sentidos se agudizan y comienzan otras necesidades que no son inocultables, pero de solo pensar le agarra un regocijo a uno en todo el cuerpo, muy difícil de disimular...
Todo esto sucede entre la próxima y la siguiente, los síntomas son muy parecidos a que como si uno tuviese ...sed y ahí nomas... a curar tamaño mal...para que no se haga dañino... y para dentro fue... de un solo trago... el primero de una serie de muchos... un tinto garraspero... aquel que a travez de las horas hace despertar el corazón, y el espíritu romántico. Le empiezan a brotar a uno, decires medios donosos...para que alguna dama se pueda sonrojar... y por que no
, entrada la fiestita, uno le pueda robar un besito entre las sombras de la noche....... que no es mas que saludar a la luna y avisarle, que en mi tierra catamarcana... las estrellas, también son mías.


19 comentarios:

  1. Que historia, y que recuerdos tan bien escritos... es como si te estuviera viendo...

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hermoso recuerdo, de esos que a uno le hacen sacar lo mejor de si.
    Un beso.
    Pd: (no le conté a nadie que sos de Tandil, sssssshh)

    ResponderEliminar
  3. Notás cómo a medida que pasan los años, emergen los recuerdos de años atrás, en forma cada vez más nítida? Es que la memoria es selectiva, no hay duda y ni que decir de los sentidos. No te pasa que olés un perfume marca "Acme" y aparecés formando parte de algo que te ocurrió siglos atrás? jajajaja, es increíble.
    Un deleite compartir tus recuerdos, Goyín. Un besote y buen finde :)

    ResponderEliminar
  4. BIEN , PERO BIEN ARGENTINOO TU BLOG. ME ENCANTA :), un beso compatriota.
    Eli,

    ResponderEliminar
  5. Buenos días mi Goyito... con razón querías traerme de la mano a leer esta historia tan bella y excelentemente narrada.
    ¿Sabes? es genial leernos unos a otros porque aprendemos y la mente se expande.
    Un besote, te lo has ganado

    ResponderEliminar
  6. QUE LINDO GOYO..GRACIAS POR TU APOYO..ES UNA DECEPCION POR UNA AMIGA ..PERO YA NPASARA..MI PREMIO ESTA EN LA ENTRDA DEL VIERNES Y ES UN CORAZON.TE ESPERO .BESOS.SHERE.

    ResponderEliminar
  7. Lindos recuerdos Goyo; esos recuerdos que se saborean, que no duelen, que están para siempre. Los que valen la pena.

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Goyo, para mi vos aparte de escribir cosas que a mi me gustan tambien deberias contar cuando fue que hiciste un curso de fotografia, porque eso es lo que vi/lei, o quiza seas un mago que convierte palabras en imagenes...no se ché!
    Te digo tambien que, me gusta tener de amigo a un hombre agradecido, a la señora Luisa que tanto te cuido a tu Catamarca, lo que no me gusta es que te adueñes asi de las estrellas, pues tambien son mias, ojito pibito! saluda a la luna y avisale lo que quieras, pero comparte las estrellas.

    Hermosisimo recuerdo lo he disfrutado mucho, y mira que no me engancho asi nomas con los textos lasgos.
    Un abrazo.
    Tere.

    ResponderEliminar
  9. Un hermoso relato, de tiempos buenos, donde la imagen, los olores y sabores cobran una gran importancia, Gracias

    ResponderEliminar
  10. vistes tere el trabajo que me ha dado !!! tuve que comer empanadas, tomar vino, decir piropos, robar un beso, y todo para avisarle a la luna, que las estrellas en catamarca, tambien son mias.. ja ja ja
    gracias a todos por su visita...

    ResponderEliminar
  11. Que nostálgico, que bonito...Que recuerdos tan tiernos los de Luisa...Y imagino el paisaje tan freco y cálido.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Hola Goyo, amigo, una vueltita para visitarte y sentir el olor de las empanadas catamarqueñas.¡Qué delicia!
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Hola Goyo!!
    Muchas gracias por seguirme y por tu comentario.
    Nunca olvido a las personas bellas de corazòn, es un honor visitarte!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Tus recuerdos están muy presentes. Los has descrito de un modo claro, en prosa amable y llena de sentimiento.
    Se me ha hecho interesante seguir la lectura. Si esribes más recuerdos será estupendo Goyo

    ResponderEliminar
  15. Una buena historia, Goyo, me agradó leerte. Gracias por compartirla.
    Un cariño
    Analía

    ResponderEliminar
  16. Hola Goyo, muy bueno tu blog, las historias y anécdotas son una delicia!
    Tenemos dos cosas en común, yo también amo Catamarca y la otra es que si Dios quiere este año voy a ser ingeniero agrónomo también. Ya vamos a estar frecuentando estos lares... y tratar de ser mas regulares en la actualización del mio.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  17. Goyo, preciosas vivencias ...muy bien narrado, y con agradecimiento a la mujer que te cuidó ...eso demuestra que eres una gran persona

    ¡Gracias por compartir !

    ResponderEliminar

Seguidores