lunes, 17 de mayo de 2010

Frío de madrugada



No quiero el frío de la madrugada
quiero dormir contigo
en el calor de las mantas.
Necesito tu cuerpo desnudo
empapando mis ganas.

No quiero el frío de la madrugada
quiero sentir las curvas de tus varas
arrimando cercanos recorridos.
Me gusta sentir el latir de tus pechos
encendiendo mis llamas.

No quiero el frío de la madrugada
quiero tus manos atrevidas
acariciando mi alma.
Deseo besar tu espalda
sintiendo tu goce… de mujer amada.

No quiero el frío de la madrugada
quiero despertar contigo
y creer que hay un mañana.
Pido que calientes mi cuerpo
aunque no seas mía.
…………………..gregorio de la serna.

2 comentarios:

  1. Siempre arrancás belleza a las palabras Goyo, y las conjugás con una sensualidad honda, libre y hermosa. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. sentir es compartir besitos gaviota

    ResponderEliminar

Seguidores