lunes, 4 de julio de 2011

GALLARDO POETA



Dos caballeros con sus armaduras brillantes y pesadas, peleaban por sus vidas, por su gloria, por sus amores. Diez noches y diez días, sin respiro ni tregua, duraba la batalla en el patio de armas del viejo castillo. Sus cuerpos sudaban sangre, agotadas las espadas ya no cantaban, sus pies se arrastraban en la laja, pronto muy pronto para uno de ellos, sería su lecho de muerte.

El mas gallardo cae de rodillas, con sus brazos en cruz pide muerte a su archi enemigo el villano, el trovador de la mentira y el engaño. Airoso el caballero triunfador levanta su espada, le apunta el pecho sin miramientos y baja su brazo, pero su espada no avanza, queda suspendida en el aire, la toma con sus dos manos e intenta nuevamente,

y su espada se cristaliza en hielo, no penetra el pecho del gallardo poeta, a un dedo se detiene, y por su empuñadura… caen gotas de sangre que se trasforman en letras, manchando un viejo pergamino que llego sin aviso, donde queda escrito el poema más bello del poeta…



Atraviesa las sienes el dolor del rayo

que trae muerte, en el lecho del hombre amado.

La doncella derrama llanto, de tanto llanto el mar es océano.

Pide a gritos el mismo destino….

quiere morir en su cuerpo, en su alma, en su mente…

Los lirios de sus ojos, están delgados de tanto dolor humano…

el vértigo consume sus pasos y cae junto a sus brazos…

debajo de la almohada la daga…la daga que la llevará con su adorado.

Mil tajos en su piel, que no siente…que no muere…su cuerpo es impalpable.

La cicuta de Sócrates es miel en sus entrañas…la soga del ahorcado desaparece,

se le niega la muerte, la damisela quiere..pero no puede.

Otro destino ante tanto dolor, será la doncella que no tiene muerte.

Los trovadores le cantan a la niña que se llama “amor”, que jamás muere.

…………………………………..goyo schang.

3 comentarios:

Seguidores