sábado, 17 de octubre de 2009

DÍA DE LA MADRE.


Gracias a Dios he tenido madre.
Que no solo me ha concebido y parido.
Que ha velado por mí, desde mi primer llanto, hasta su muerte.
Sin sobreprotección, pero sí, con su mirada permanente sobre sus hijos.
Antes que los pañales, nos hizo crecer las alas.
Que difícil es desde su género, hacer hombres.
Quizás tuvo un hombre a su lado.
Quizás ahí, se encuentre la diferencia.
Los valores morales, eran su prioridad?
No me cabe la menor duda.
No tuvo manos para las caricias.
Sí tuvo garras en sus manos, en nuestra defensa.
No tuvo, te quiero, en sus labios.
Sí tuvo un alma, cargada de amor por sus hijos.
Sus mimos, eran prestar sus orejas para escucharnos.
Sus consejos eran, me parece bien, pero fíjate mejor, tené cuidado.
La mejor compañía, visitar la vieja…siempre dispuesta, la más compinche.
Carácter firme, mirada penetrante, cuando te miraba a los ojos, buscaba respuestas.
Muy agradecida por actos de cariño, que no eran ni besos ni caricias, solo compañía,
compartir momentos, compartir una comida, compartir una charla, ella quería saber que estábamos vivos, que vivíamos y amábamos la vida.
Nuestra felicidad, era su felicidad.
Jamás la discordia en ella, siempre paños tibios ante cualquier problema.
Ya pasará, decía.
El equilibrio, sería una buena definición.
Gracias viejo, por elegir a la vieja como nuestra madre.

………………………Goyo.

PD. Mis saludo a todas las madres del mundo.
..............................Gregorio de la Serna.

8 comentarios:

  1. Eso se lee como una hermosa bendicion.
    La mia está todavia con nosotros, y se perecen mucho las dos.
    Un abrazo
    Gizz

    ResponderEliminar
  2. Que belleza de persona mi querido amigo,es muy hermoso todo la que cuentas de ese ángel que tuvistes por madre, se nota que supo sembrar en ti todas esas cositas buenas.
    Un besito guapo.

    ResponderEliminar
  3. Hay personas, incluido madres, que no saben decir un "te quiero" o regalar caricias, pero igual logran dejar buena huella en los corazones de quienes aman.
    Hermoso homenaje para tu madre, Goyo
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Qué bonito Goyo...un placer leerte como siempre¡
    Un beso desde España.

    ResponderEliminar
  5. Precioso homenaje a tu madre Goyo pero sobretodo a todas las madres, que dificil es serlo conscientemente, porque cuando la vida pasa rápido no te das cuenta,,, pero supongo que los hijos al final todo te lo agradecen.
    Bella alma da lugar a otra bella alma.

    ResponderEliminar
  6. Seguramente ha sido una gran mujer y madre, no me cabe ninguna duda, se advierte en cada una de tus palabras...el tener un gran hombre a su lado ha sido la conjunción perfecta para lograr una familia cargada de valores.

    Un gran orgullo y digno para tomar ejemplo dado los tiempos que corren.

    Un abrazo.
    María Laura

    ResponderEliminar

Seguidores